Marketing, la herramienta que todo lo hace posible en el mercado global

El marketing ha pasado a ser en la actualidad un tema que se involucra en la mayoría de las conversaciones de quienes desean emprender alguna idea, y es que no solo tiene competencia empresarial, ni se trata de una idea recién elaborada, pues el marketing se basa en un proceso de elaboración y planificación estructurada con el fin de lograr un objetivo. En el caso de las joyerías, estas se encuentran ocupando un nivel en el rubro de la economía, presentándose como un mercado único gracias a la existencia de distintos tipos de joyerías que están dirigidas a una gran diversidad de consumidores, ello podemos notarlo de forma sencilla a manos de la marca que representa Rosa Tous Oriol, quien siendo integrante de la segunda generación de la familia que se ha encargado de llevar encaminada la marca, se ha ido ajustando al entorno y a los cambios que dia a dia exige la moda a nivel nacional e internacional.

Como es sabido, la moda no solo se trata de diseñar para desarrollar determinado vestuario, sino que además, este debe ir muy bien acompañado de joyas y no cualquier joya. Por ello, es necesario que existan joyas que cuenten con un recio que no sea tan elevado y de este modo puedan ser adquiridas tanto por adolescentes, como por personas cuyo presupuesto no sea tan elevado para tal inversión. De este modo, las joyas que se ubican en un nivel medio o quizas alto, tienen la posibilidad de contar también con su propio mercado. Armar un plan de marketing para joyerías, ha pasado a ser un asunto de vital importancia, con el que puede entenderse no solo el mercado, sino también para saber aprovechar la posición que se tiene dentro del mercado, en el caso de las empresas.

Cuando la referencia se enfoca en el desarrollo que ha vivido la casa Tous, en estos casi 100 años de su creación, se considera que su proceso de marketing no es reciente, sino que se remonta al mismo momento en el que fue fundada, es decir, en el año 1920. Para entonces eran los padres de Rosa Oriol Tous, quienes se encargaron de abrir una pequeña tienda de relojería ubicada en Barcelona. Luego de unos años, Rosa Tous quien es hija del matrimonio en medio de un viaje que se hizo en familia, encontró un oso de peluche dentro de un escaparate, tal situación la llevó a evocar que todos en algún momento hemos tenido en nuestras manos un peluche en nuestra infancia, y que este es motivo de recuerdos muy entrañables. De este modo, es como ella decidió desarrollar su idea elaborarlo en oro con el fin de plasmarlo, para más tarde convertirlo en el logo que en la actualidad se reconoce a nivel mundial gracias a sus joyas.

Es así, como el empleo del marketing como una herramienta para la expansión de las empresas le ha permitido desde sus inicios al oso, comportarse como uno de los símbolos que cuenta con gran fama y reconocimiento a nivel mundial, llevándolo a posicionarse de lugares que no, nos imaginamos. Una referencia de ello, es que Tous se encuentra presente en distintos mercados, con tiendas en países como Venezuela, Italia, España, Alemania, Chile, México, El Salvador, Puerto Rico y Colombia, China y Rusia. Y también en ciudades como París, Nueva York y Las Vegas.